FANDOM


El Señor de los Anillos: Las Dos Torres
Ldostorres
Datos
Escritor: JRR Tolkien
Páginas:
Editorial (es): Ediciones Minotauro
Serie: El Señor de los Anillos
Anterior Siguiente
El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey
El Señor de los Anillos: Las Dos Torres es la segunda parte de la trilogía de El Señor de los Anillos escrita por JRR Tolkien.

Argumento Editar

La Traición de Isengard Editar

Aragorn se encuentra buscando a Frodo cuando escucha de repente el llamado del cuerno de Boromir. Es entonces cuando acude al llamado sólo para encontrar recostado contra un árbol y moribundo al primogénito de Denethor,. Este había sido herido de muerte por numerosas flechas, no sin antes dar una lucha titánica. Los asaltantes sobrevivientes habían huido llevándose consigo a los Hobbits Merry y Pipin.

Las últimas palabras de Boromir fueron hacia Aragorn, diciéndole que había encontrado a Frodo y que había intentado robarle el anillo, pero que realmente estaba arrepentido de ello. También le contó sobre el destino de los otros Hobbits:

Traté de sacarle el anillo a Frodo-dijo-. Lo siento. He pagado. -Echó una ojeada a los enemigos caídos, veinte por los menos estaban tendidos allí cerca. -Partieron. Los Medianos: Se los llevaron los orcos. Pienso que no están muertos. Los orcos los maniataron.

Sus últimas palabras fueron: ¡Adiós, Aragorn!¡Ve a Minas Tirith y salva a mi pueblo! Yo he fracasado.

El secreto sobre el intento de robar el anillo Aragorn lo guardo hasta su propio lecho de muerte. Aragorn quedó un momento de rodillas junto a Boromir, tomándole de la mano y llorando, y así lo encontraron los otros dos miembros de la Compañía, Legolas y Gimli, y al ver la imagen quedaron abrumados por el dolor.

Luego, lo restante de la compañía, prepara a Boromir y lo envían por el río Anduin en un barco funeral, uno de los mismos barcos que habían recibido en Lórien..La compañía tuvo que recurrir a esto ya que los métodos habituales de sepultura requerirían más preparación y tiempo, y tenían que decidir si ir en busca de Frodo o de los raptados. Luego se decidieron por esta última alternativa y salieron en caza de los secuestradores.

Después de unos días siguiendo a los Uruk-hai, llegan al país de Rohan donde se encuentra con Eomer, el sobrino del Rey de la Marca, Théoden. Este les interroga y les dice que hace dos noches habían alcanzado al grupo de los Uruk-hai y que al alba del día anterior iban librado la batalla de la cual no quedo ningún sobreviviente. Entonces les presta dos caballos para seguir su marcha, ya que insisten en inspeccionar el terreno para averiguar la suerte de sus compañeros. Una vez allí descubren que los hobbits lograron escapar internándose en el bosque de Fangorn.

Meriadoc Brandigamo y Peregrin Tuk que habían escapado al cercano Bosque de Fangorn, se encuentran con un gigante con apariencia de árbol, llamado Bárbol. Este ser es un Ent, Un guardián de los bosques, por lo general los Ents se mantienen ocupados en sus asuntos, pero con ayuda de los hobbits, Bárbol logra convencer a los demás Ents del bosque para que se enfrenten a Saruman, el cual a talado gran cantidad de árboles para alimentar los hornos de Isengard, los cuales esta usando para crear un gran ejército y arremeter contra los Rohirrim.

Aragorn y sus dos compañeros, se internan en el bosque para buscar a los medianos y se encuentran con Gandalf al cual confunden con Saruman debido a que ellos creían que Gandalf había perecido luchando con un Balrog en Khazad-dûm Él les habla de su batalla con el Balrog (La Batalla de la Cima) y de su resurrección como Gandalf El Blanco, los cuatro viajan entonces a la capital de Rohan, Edoras, para ver al Rey de la Marca. Allí encuentra a un envejecido Rey, dolido por la muerte de su hijo y hechizado por las mentiras de su consejero, Gríma, el cual es un espía de Saruman.

Gandalf le libera de su hechizo y en el proceso Lengua de serpiente es desterrado del Reino y Eomer es liberado de prisión, ya que había sido encarcelado por su incursión contra los Uruk-hai por consejo de Gríma. Théoden en agradecimiento le da a Gandalf el caballo Sombragrís, el cual había tomado antes en préstamo al escapar de Saruman.

Aragorn, Legolas y Gimli viajan con el Rey de la Marca y su ejército hacia Cuernavilla, en el valle del Abismo de Helm, para reunir todas las fuerzas posibles y hacerle frente al ataque de Isengard, ya que ningún enemigo había puesto pie dentro de Cuernavilla y era un sitio ideal donde resistir un sitio. Gandalf por su parte se separa del grupo en Edoras, para recorrer los Vados del Isen y dirigir a cualquier compañía dispersada hacia Cuernavilla. Es allí donde encuentra a Erkenbrand, y con este y casi mil hombres a pie que estaban a su mando dirige a los refuerzos al Abismo de Helm, donde ahora Cuernavilla se encuentra sitiada por el ejército de Saruman, esta batalla seria llamada luego como Batalla de Cuernavilla.

Luego de vencer, Gandalf, los otros y el Rey de la Marca se dirigen hacia Isengard para hablar con Saruman. Encuentran la ciudad totalmente destruida y en parte inundada, ahora en control de los Ents, ya que Saruman había enviado a su ejército completo a asediar Cuernavilla sin dejar apenas defensas en su propia ciudad. Los Ents encontraron poca o ninguna resistencia y destruyeron e inundaron la ciudad, confinando a Saruman a la Torre de Orthanc de donde no puede escapar por la inundación, pero a la cual los Ents no pueden entrar ni destruir por más que lo intenten.

Es allí, en Isengard, donde ocurriría al fin el feliz encuentro de Aragorn y sus compañeros con los Hobbits Merry y Pippin Mithrandir habla con Saruman y le ofrece una oportunidad para arrepentirse por sus actos, pero este se negó, por lo que Gandalf lo expulsa de la orden a la que pertenecen y del Concilio Blanco rompiendo su vara en el proceso. Lengua de serpiente, que se encontraba en ese momento con Saruman en la Torre, arroja algo hacia Gandalf pero falla, este objeto es recogido por Pippin, pero es rápidamente arrebatado de sus manos por Gandalf, este objeto resultaría ser uno de los Palantir.

Pippin, incapaz de resistir la tentación, roba más tarde el Palantir y se mira en él. Allí observa la tierra de Mordor y es interrogado por el mismísimo Sauron. Sin embargo sale indemne del interrogatorio. Gandalf y Pippin viajan entonces apresuradamente en dirección a Minas Tirith, en Gondor, para preparar todo contra la inminente guerra contra Mordor, mientras Théoden y Aragorn se quedan atrás para comenzar la tarea de reunir al ejército de Rohan, para cabalgar luego en ayuda de Gondor.

El Anillo viaja al Este Editar

Frodo Bolsón después de escapar de Boromir se dirige al lugar donde desembarcaron, toma un barco y emprende su camino solo hacia Mordor, pero en un momento escucha que Samsagaz Gamyi ha adivinado su plan y empeñado en acompañarlo se arroja al Rauros para alcanzarlo, Sam no sabe nadar por lo que casi se ahoga, Frodo le ayuda a subir al bote y ambos emprenden el camino hacia la Montaña del destino.

En su camino descubren que la criatura Gollum les esta siguiendo y en una maniobra le capturan, Sam desconfía mucho de Gollum, pues este al ser apresado promete servirles de guía hasta las Morannon, las puertas negras que custodian la entrada al país oscuro, además de sufrir un cambio de actitud, mostrándose servil y alegre, por un tiempo parece que el cambio es sincero y Gollum se comporta como un verdadero aliado de los hobbits.

GrupoHaradrim

Haradrims en la película El Señor de los Anillos: Las Dos Torres

Después de algunas jornadas de viaje, Gollum les conduce por un camino secreto a través de la Ciénaga de los Muertos para evitar ser detectados por los orcos, Frodo y Sam ignoran que ese fue el lugar en que se libró la Guerra de la Última Alianza, en ese lugar se pueden ver Fuegos Fatuos y los rostros de los caídos (elfos, humanos y orcos) entre la ciénaga.

Al llegar a las puertas negras, Gollum convence a los hobbits de no intentar entrar por allí, ya que las Morannon representan un obstáculo infranqueable, así que les dice que conoce otro camino sin vigilancia y les conduce hacia allí.

Es en esta travesía en que atraviesan el país de Ithilien, el jardín de Gondor, el cual solo hasta hace poco fue tomado por el Enemigo y aún conserva su belleza, es en este país donde los hobbits se encuentran con Faramir, el hermano menor de Boromir.

Este captura a los hobbits en medio de una campaña contra los hombres de Harad, Faramir habla con los hobbits y les informa de la muerte de Boromir, luego les conduce hacia Henneth Annûn, allí por accidente Sam le revela a Faramir que Frodo porta consigo el Anillo Único, pero Faramir, una persona tan distinta a su hermano, no es tentado por el anillo, por lo que Frodo le revela el plan de destruir el Anillo.

Esa noche Gollum es capturado mientras pescaba cerca de donde se encontraban Frodo y los demás, la condena por la intrusión es la muerte, pero Frodo interviene por Gollum y consigue evitar tal destino, a la mañana siguiente prosiguen su camino hacia el camino secreto de Gollum, pero antes Faramir les advierte que este no esta diciendo toda la verdad sobre aquel paso secreto al que los dirige.

Gollum los lleva más allá de la ciudad de Minas Morgul, y por una escalera larga y empinada, hasta alcanzar la Torre de Cirith Ungol, en lo alto de las Ephel Dúath, es allí donde cruzan por Cirith Ungol, el antro de Ella-Laraña, un ser con forma de araña gigante que solo desea alimentarse y la destrucción de mundo, la trampa planeada por Gollum era internarlos en Cirith Ungol, en donde la oscuridad y la fetidez nublan los sentidos, Sméagol esperaba que Ella-Laraña devorara a los hobbits y recuperar el Anillo de los huesos de frodo.

Pero todo salió mal cuando el Frasco de Galadriel alumbro la eterna oscuridad de Cirith Ungol, cegando a Ella-Laraña, la cual huía de la luz, los hobbits con ayuda de este objeto y de Dardo lograron escapar del antro de la araña, sin embargo Ella-Laraña sorprende a Frodo saliendo de una de sus muchas cavernas y le inyecta un veneno paralizante, Sam que estaba detrás de su amo no fue atacado porque estaba en ese momento en posesión del Frasco de Galadriel, pero contemplo con horror la escena que se dibujó frente a sus ojos, Gollum atacó a Sam por la espalda, pero este al ver a su amo en peligro logra desembarazarse rápidamente de Gollum provocando su huida, pero al ir en ayuda de su amo lo encuentra tirado en el suelo y con Ella-Laraña al lado, sirviéndose de una furia y suerte increíble, Samsagaz Gamyi, hobbit de la Comarca, logra hacer que Ella-Laraña se clave ella misma a Dardo cuando intentaba aplastar al hobbit, lo cual logra hacerla huir.

Después de ver a Frodo inmóvil y pálido, Sam asume que Frodo está muerto y se debate perseguir a Gollum y abandonar la misión en favor de la venganza, Sam decide continuar con la misión que le fue encomendada a su amo y toma el Anillo, convirtiéndose así en uno de los portadores del Anillo, Pero cuando los Orcos toman el cuerpo de Frodo, Sam les sigue y descubre que Frodo no está muerto, sólo inconsciente y paralizado, y ahora es un prisionero. El libro termina con la frase: "Frodo vivía, pero prisionero del Enemigo."

Adaptaciones Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar